ACTUACION PARA CUERPOS DE SEGURIDAD ANTE INCENDIOS
22/05/2012
Recomendaciones básicas de actuación para Cuerpos de Seguridad ante incendios de Vivienda o Edificios.

1. ALARMA: Avisar al 112. Lo que permite garantizar la movilización de Bomberos, Ambulancias y Policías de manera coordinada, y no avisar directamente al parque de Bomberos, puede que los mismos estén fuera del parque en otro servicio. NUNCA ir primero a confirmar la existencia del incendio y después avisar.

2. INFORMAR Y COORDINAR: Confirmar la existencia del mismo y coordinar la llegada al mismo de las dotaciones de otros servicios de emergencia: bomberos, ambulancias, etc. Facilitando el acceso a los mismos hasta el lugar del incendio y su emplazamiento.

3. EVACUACIÓN: Como norma general ordenar, la evacuación solo de las viviendas situadas en las plantas inferiores a la vivienda incendiada, ya que las de las plantas superiores se pueden encontrar con el hueco de la escalera inundado de humo, por el efecto chimenea.

4. CONFINAR: Al Personal atrapado en la misma planta del incendio o plantas superiores, es preferible ordenar su confinamiento, en la vivienda cerrando puertas y ventanas, tapando las ranuras para evitar que se inunden de humo y retrasar la propagación del incendio y hacerse visible al exterior para avisar de su presencia.

5. NO RESCATAR: Como norma general no intentar el rescate, ya que no disponen de medios, equipos de protección individual ni formación necesaria. Es preferible tranquilizar a los vecinos e informar de las circunstancias de la situación a la primera dotación de bomberos en llegar, para que sean estos los que realicen el rescate, la extinción y evacuación del personal confinado.

En ocasiones, una mala práctica, puede agravar las consecuencias del incendio, resultando afectadas un mayor numero de personas por intoxicación de humo o por quemaduras, como podría ser:

• Intentar realizar evacuación de forma no segura por una escalera inundada de humo, tanto en sentido ascendente hacia la terraza, que normalmente esta cerrada y puede producir atrapamiento, como en sentido descendente atravesando la zona incendiada, con grave riesgo de quemaduras, es una mala decisión. SIEMPRE es más seguro permanecer confinado en el interior de la vivienda hasta que los bomberos ordenen la evacuación en condiciones seguras.

• Dejar abiertas las puertas de la vivienda incendiada o de las viviendas superiores durante la evacuación, puede originar un agravamiento de los daños del incendio, bien por la propagación del incendio a otras viviendas o porque se inunden de humo.
 
Una información facilitada por el Consorcio Pronvial de Bomberos de Valencia.
Destacados